Siervas de María Ministras de los Enfermos

POESIA

POESIA

 

EN CAPITULO GENERAL

Las Siervas de María, en Capítulo,

repetimos la escena del Cenáculo,

confiando que el Soplo del Espíritu

preste aliento al carisma y los trabajos.

Más Información

Poema

 

A LA BEATA MARIA CATALINA

Beata María CatalinaSor María Desposorios

 Quiso el Rey buscar esposa y su corazón halló,

 una joven tan sencilla, que su amor lo cautivó.

 La encontró tan entregada tan sin pretensión alguna

 que la quiso para sí como Sierva de María.

 Y la unió a su corazón   porque pudo percibir     

que vivía como lema: “mi amor es para servir”.

 Gozosa era su entrega y era tan firme la unión

 que al servir a los Enfermos siempre servía al Señor.

 Sor María Catalina, siempre unida a tu Señor

 porque tu entrega en servicio visible hacía su amor.

 Desposorios te llamaron   pues en tu vida enlazaste

 la oración con el servicio, el recibir y entregarte.

 Sor María Catalina alcánzanos esa unión                           

que hace del amor servicio, en gesto de adoración.

                        (Madre Julia Castillo, S. de M.)

 

 

A LA SANTA MADRE : CITA EN SICAR

 Era la jornada entrada,

medio día era en Sicar.

Tú tenías una cita,

y Ella no quiso faltar.

Tú la miraste a los ojos,

la llamaste “Soledad”

Soledad de los Enfermos”

no necesitaba más.

Le dijiste que tu sed

Ella podía aliviar

y su corazón gigante

se convirtió en manantial.

Y Dios, regaló a la Iglesia

un brote nuevo de amor

como las Siervas de María

surgió la Congregación.

Quieren mitigar tu sed

y Tú las vuelves sedientas;

sedientas de Ti y las almas

sedientas con sed sin tregua.

Han pasado tantos años

y, siempre en cita las Siervas

van cada noche a Sicar

pues tu sed sacia la de ellas.

Y mientras soñamos darte  

el agua que nos reclamas,                                                   

haznos cauce de tu Amor,                                     

para llevarlo a las almas.

Haz que sea nuestra vida,                                          

como en Madre Soledad,                                            

fuego que abrasa por dentro,                                        

agua en continuo manar

Tú Señor que eres hoguera                                              

y fuente viva de Amor,                                         

cítanos, pues arde en sed,                                   

nuestro pobre corazón.

 

(Madre Julia Castillo)

 

 

 

Oración

ORACIÓN  AL ESPÍRITU SANTO

Espíritu Santo, en este tiempo de la Celebración del XXV Capítulo General ordinario, te pedimos:

  • Purifica nuestros corazones
  • Fortalece nuestra debilidad
  • Une lo que está dividido
  • Anima a todas las comunidades
  • Suscita nuevas vocaciones para nuestro Instituto
  • Haz que seamos fieles a nuestra vocación
  • Y signos de tu presencia
  • Para que se renueve constantemente la Iglesia y nuestra Congregación.

Amén.

 

 

                               

Inserte username y contraseña